LEANDER v. SWEDEN

CourtChamber (European Court of Human Rights)
ECLIECLI:CE:ECHR:1987:0326JUD000924881
Date26 March 1987
Application Number9248/81
Respondent StateSuecia
CounselN/A
Official Gazette PublicationA116
Applied Rules8;8-1;8-2;10;10-1;13

Sentencia 9248/81

CASO LEANDER

Sentencia de 26 de marzo de 1987

RESOLUCIÓN

En el caso Leander el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, constituido de conformidad con el artículo 43 del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales («el Convenio») y con las cláusulas pertinentes de su Reglamento y compuesto por los Jueces siguientes:

Señores R. Ryssdal, Presidente;

G. Lagergren,

F. Gölcüklü,

L.-E. Pettiti,

Sir Vincent Evans,

señores C. Russo,

R. Bernhardt,

y por los señores M.-A. Eissen, Secretario, y H. Petzold, Secretario adjunto,

Después de deliberar a puerta cerrada los días 30 y 31 de mayo y 28 de agosto de 1986, y el 26 de febrero de 1987,

Dicta la siguiente Sentencia, aprobada en la última fecha mencionada:

PROCEDIMIENTO

1. El caso se sometió al Tribunal por la Comisión Europea de Derechos Humanos («la Comisión») el 11 de julio de 1985, dentro del plazo de tres meses concedidos por los artículos 32.2 y 47 del Convenio. Empezó con una demanda (núm. 9248/81) deducida contra el Reino de Suecia y sometida a la Comisión el 2 de noviembre de 1980, en virtud del artículo 25, por un ciudadano de dicho Estado, el señor Torsten Leander.

2. La demanda de la Comisión se remite a los artículos 44 y 48, así como a la declaración sueca de reconocimiento de la jurisdicción obligatoria del Tribunal (artículo 46). Pretende que se resuelva si los hechos de autos ponen de manifiesto el incumplimiento por el Estado demandado de las obligaciones que resultan de los artículos 8, 10 y 13 del Convenio.

3. El demandante, en contestación al ofrecimiento previsto por el artículo 33.3 del Reglamento, hizo constar que sería parte en el procedimiento pendiente en el Tribunal y nombró su Abogado (artículo 30 del Reglamento).

4. La Sala, que debía constituirse con siete Jueces, comprendía de oficio al señor G. Lagergren, elegido como Juez de nacionalidad sueca ( artículo 43 del Convenio) y al señor R. Ryssdal, a la sazón Presidente del Tribunal [ artículo 21.3.b) del Reglamento]. El 2 de octubre de 1985, el Presidente designó, por sorteo, ante el Secretario, a los cinco miembros restantes, a saber, los señores J. Cremona, G. Wiarda, L.-E. Pettiti, Sir Vincent Evans y R. Bernhardt ( artículos 43 in fine del Convenio y 21.4 del Reglamento). El señor J. Gersing, Juez suplente, sustituyó ulteriormente al señor Wiarda, cuyo mandato como Juez había finalizado antes de las vistas; ulteriormente, los señores F. Gölc üklü y C. Russo, Jueces suplentes, sustituyeron a los señores Gersing y Cremona, impedidos (artículos 2.3, 22.1 y 24.1 del Reglamento).

5. El señor Ryssdal, después de asumir la presidencia de la Sala (artículo 21.5 del Reglamento), consultó, por medio del Secretario, al Agente del Gobierno sueco («el Gobierno»), al Delegado de la Comisión y al Abogado del demandante sobre la necesidad del procedimiento escrito (artículo 37.1). El 12 de diciembre de 1985 concedió al Agente y al Abogado un plazo hasta el 4 de febrero de 1986 para presentar sus memorias o alegaciones, a las que el Delegado podría contestar por escrito dentro de los dos meses siguientes a partir del día en que el Secretario le trasladase el último de los escritos recibidos.

El Secretario recibió la memoria del demandante el 3 de febrero. Mediante carta de la misma fecha, el Agente del Gobierno indicó que no tenía la intención de presentar alegación alguna. El 21 de marzo, el Secretario de la Comisión informó al Secretario que el Delegado formularía sus observaciones en la vista.

6. El 3 de abril de 1986, el Presidente, previa consulta por medio del Secretario ( artículo 38 del Reglamento) al Agente del Gobierno , al Delegado de la Comisión y al Abogado del demandante, dispuso que el procedimiento oral comenzase el 26 de mayo de 1986.

El 28 de abril, la Comisión comunicó al Secretario cierto número de documentos que había solicitado siguiendo instrucciones del Presidente del Tribunal. El 12 de mayo llegaron a la Secretaría otros documentos facilitados por el demandante.

7. La vista se celebró públicamente en la fecha indicada, en el Palacio de Derechos Humanos en Estrasburgo. El Tribunal celebró con anterioridad una reunión preparatoria.

Han comparecido:

- Por el Gobierno:

los señores H. Corell, Embajador, Subsecretario de Asuntos Jurídicos y Consulares, Ministerio de Asuntos Exteriores, Agente;

K. Bergenstrand, Subsecretario adjunto, Ministerio de Justicia;

S. Höglung, Jefe de División, Consejo Nacional de la Policía, Asesores.

- Por la Comisión:

El señor H. Schermers, Delegado.

- Por el demandante:

los señores D. Töllborg, Abogado;

J. Laestadius, Abogado, Asesor.

8. El Tribunal oyó en sus alegatos y declaraciones y en sus contestaciones a sus preguntas, así como a la de varios Jueces, al señor Corell por el Gobierno, al señor Schermers por la Comisión y al señor Töllborg por el demandante.

HECHOS

I. CIRCUNSTANCIAS PARTICULARES DEL CASO

9. El señor Torsten Leander, súbdito sueco nacido en 1951, ejerce el oficio de carpintero.

10. El 20 de agosto de 1979 empezó a trabajar como suplente en un puesto como técnico (vikarierande museitekniker) en el Museo Naval de Karlskrona, al sur de Suecia. El museo se encuentra junto a la base naval de Karlskrona, zona militar prohibida.

El demandante ha sostenido ante el Tribunal que lo previsto era que desempeñara dicho empleo durante diez meses, período durante el cual el titular se encontraba de permiso; alega que el 3 de septiembre se le indicó que dejara dicho empleo hasta obtener el resultado de una encuesta a que se le iba a someter en virtud de la Ordenanza de 1969 sobre control de personal (personalkontrolkungörelsen 1969 446; la «Ordenanza», párrafos 18-34 siguiente). Según indica el demandante, este control se había solicitado el 9 de agosto de 1979.

Según el Gobierno, el señor Leander sólo trabajó del 20 al 31 de agosto de 1979, según consta en una nota firmada el 27 de agosto de 1979 por el Director del museo. Al parecer, su contratación se había producido como consecuencia de dos errores cometidos por el Director. En primer lugar, el procedimiento prescrito en la ordenanza y su reglamento de aplicación no permitía contratar a una persona antes de haber realizado una encuesta respecto de la misma, y en segundo, la vacante del puesto no había sido notificada correctamente.

11. Este error se subsanó el 30 de agosto de 1979. El plazo para presentar las candidaturas finalizaba el 28 de septiembre de 1979 y el demandante no presentó la suya.

12. El Director le informó, el 25 de septiembre, que el resultado de la encuesta había sido desfavorable, razón por la que no se le podía contratar en el museo.

13. Aconsejado por el Jefe de Seguridad de la Base Naval, el señor Leander escribió al Comandante en Jefe de Marina (chefen för marinen) para conocer las razones de dicho impedimento.

En su respuesta de 3 de octubre de 1979, el Comandante en Jefe decía, entre otras cosas, lo siguiente:

«El museo posee varios almacenes y objetos históricos en el sector de cuya seguridad es responsable el Jefe de la Base Naval (örlogsbachefen). Según la información facilitada al Comandante en Jefe de Marina, el titular del puesto en cuestión debía circular libremente en las zonas sometidas a restricciones de acceso especiales. Por consiguiente, es preciso aplicar también al personal del museo las reglas para el acceso a dichas zonas.

Esta es la razón de que el Jefe de la Base Naval solicitase un control personal.

Los resultados de dicho control facilitados al Comandante en Jefe han sido tales que, por razones de seguridad, ha optado por no aceptarle.

No obstante, si sus funciones en el Museo Naval no requieren el acceso a las instalaciones navales de la base, el Comandante en Jefe no ve razón alguna para oponerse a su contratación. La decisión de contratarle o no depende de un procedimiento distinto del presente.»

14. El 22 de octubre de 1979, el interesado presentó una reclamación al Gobierno, solicitando que se anulara la apreciación del Comandante en Jefe de Marina y se le declara apto para ocupar el empleo temporal en el Museo Naval, independientemente de la posibilidad de reintegrarse en el mismo. Afirmaba, en particular, haber dejado un puesto permanente en Dalarna, en el norte de Suecia, al enterarse de que había sido contratado para el Museo Naval; el resultado negativo de la encuesta podría suponer para él apuros de dinero, sobre todo teniendo en cuenta que tenía que mantener a su mujer y a su hijo. En su reclamación inicial y luego en una carta de 4 de diciembre de 1979 solicitaba además precisiones sobre los motivos para que no se le aceptara en el Museo Naval.

El Gobierno solicitó la opinión del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (överbefälhavaren), el cual, a su vez, consultó con el Comandante en Jefe de Marina.

En una carta de 7 de noviembre de 1979, éste último explicaba que el primero le había comunicado, el 17 de septiembre de 1979, las conclusiones de la encuesta acompañadas de la propuesta siguiente:

«Aceptado de acuerdo con la apreciación del (Comandante en Jefe de Marina) a condición de que no llegue a conocimiento de L. ninguna actividad secreta, como consecuencia de su acceso a los locales del museo o debido a su trabajo.»

El Comandante en Jefe de Marina añadía que, por lo que sabía, el Director del museo quería que la persona que ocupara dicho puesto tuviese libertad de acceder y circular por la base naval, decidiendo por lo tanto, el 21 de diciembre de 1979, no contratar al demandante.

En su respuesta al Gobierno, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas indicaba entre otras cosas:

«Sin embargo, el empleo del señor Leander durante este período (15 de agosto-1 de septiembre de 1979) no implica ningún acceso a la base naval y el Comandante...

To continue reading

Request your trial

VLEX uses login cookies to provide you with a better browsing experience. If you click on 'Accept' or continue browsing this site we consider that you accept our cookie policy. ACCEPT