Caso Contencioso de Corte Interamericana de Derechos Humanos de 22 de Enero de 1999. Caso Blake Vs. Guatemala. Serie C No. 48

Fecha de Resolución:22 de Enero de 1999
Emisor:Corte Interamericana de Derechos Humanos
Caso:Blake Vs. Guatemala
Acto:Reparaciones y Costas
Solicitante:Haití
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Corte Interamericana de Derechos Humanos

Caso Blake Vs. Guatemala

Sentencia de 22 de enero de 1999

(Reparaciones y Costas)

En el caso B.,

la Corte Interamericana de Derechos Humanos, integrada por los siguientes jueces:

H.S.P., Presidente

Antonio A. Cançado Trindade, Vicepresidente

Máximo Pacheco Gómez, Juez

Oliver Jackman, Juez

Alirio Abreu Burelli, Juez

Sergio García Ramírez, Juez

Carlos Vicente de R.R., Juez

Alfonso Novales Aguirre, J. ad hoc

presentes, además,

M.E.V.R., S. y

R.P., S. adjunto

de acuerdo con los artículos 29, 55 y 56 del Reglamento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte”, “la Corte Interamericana” o “el Tribunal”), en relación con el artículo 63.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante “la Convención” o “la Convención Americana”) y en cumplimiento de la sentencia de 24 de enero de 1998, dicta la siguiente sentencia sobre reparaciones en el presente caso, presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión” o “la Comisión Interamericana”) contra la República de Guatemala (en adelante “Guatemala” o “el Estado”).

I

Competencia

  1. La Corte es competente, en los términos de los artículos 62 y 63.1 de la Convención, para decidir sobre reparaciones y gastos en el presente caso, en razón de que el 25 de mayo de 1978 Guatemala ratificó la Convención Americana y el 9 de marzo de 1987 aceptó la competencia contenciosa de la Corte.

II

Antecedentes
  1. El presente caso fue sometido a la Corte por la Comisión Interamericana mediante demanda de 3 de agosto de 1995, con la que acompañó el Informe No. 5/95 de 15 de febrero de 1995. Se originó en una denuncia (No. 11.219) contra Guatemala, recibida en la Secretaría de la Comisión el 18 de noviembre de 1993.

  2. El 16 de abril de 1997 Guatemala “acept[ó] la responsabilidad internacional en materia de derechos humanos, derivada del retardo en la aplicación de justicia, hasta el año mil novecientos noventa y cinco (1995)”.

  3. El 24 de enero de 1998 la Corte dictó sentencia sobre el fondo del caso en la cual:

  4. declar[ó] que el Estado de Guatemala violó en perjuicio de los familiares de N.C.B. las garantías judiciales establecidas en el artículo 8.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el artículo 1.1 de la misma, en los términos señalados en los párrafos 96 y 97 de [dicha] sentencia.

  5. declar[ó] que el Estado de Guatemala violó en perjuicio de los familiares de N.C.B. el derecho a la integridad psíquica y moral consagrado en el artículo 5 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el artículo 1.1 de la misma en los términos señalados en los párrafos 112, 114, 115 y 116 de [dicha] sentencia.

  6. declar[ó] que el Estado de Guatemala está obligado a poner todos los medios a su alcance para investigar los hechos denunciados y sancionar a los responsables por la desaparición y muerte del señor N.C.B..

  7. declar[ó] que el Estado de Guatemala está obligado a pagar una justa indemnización a los familiares del señor N.C.B. y a resarcirles los gastos en que hayan incurrido en sus gestiones pertinentes ante las autoridades guatemaltecas con ocasión de este proceso.

  8. orden[ó] abrir la etapa de reparaciones.

    III

    Procedimiento en la Etapa de Reparaciones

  9. El 24 de enero de 1998 la Corte Interamericana, en cumplimiento de la sentencia de la misma fecha, resolvió:

  10. Otorgar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos plazo hasta el 13 de marzo de 1998 para que present[ara] un escrito y las pruebas de que disp[usiera] para la determinación de las indemnizaciones y gastos en este caso.

  11. Otorgar a los familiares del señor N.C.B. o a sus representantes plazo hasta el 13 de marzo de 1998 para que present[aran] un escrito y las pruebas de que disp[usieran] para la determinación de las indemnizaciones y gastos en este caso.

  12. Otorgar al Estado de Guatemala plazo hasta el 4 de mayo de 1998 para que formul[ara] sus observaciones a los escritos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sus familiares o sus representantes, a que se refieren los parágrafos anteriores.

  13. El 2 de marzo de 1998 los familiares del señor N.B. solicitaron a la Corte prorrogar por un mes el plazo fijado por este Tribunal en la resolución de 24 de enero de 1998, para presentar el escrito relativo a las reparaciones.

  14. El 4 de marzo de 1998 el Presidente de la Corte (en adelante “el Presidente”) amplió el plazo para que los familiares del señor N.B. o sus representantes y la Comisión presentaran sus escritos sobre reparaciones hasta el 27 de marzo de 1998. El Presidente también amplió el plazo para que el Estado presentara su escrito sobre la misma materia hasta el 27 de mayo del mismo año.

  15. El 9 de marzo de 1998 la Comisión Interamericana informó a la Corte la designación del señor D.E.A. como su delegado para actuar en este caso junto con el delegado C.G..

  16. El 9 de marzo de 1998 el P. convocó a los familiares del señor N.B. o a sus representantes, a la Comisión Interamericana y a Guatemala a una audiencia pública sobre reparaciones, que se celebraría el 10 de junio del mismo año en la sede de la Corte.

  17. El 27 de marzo de 1998 la Comisión Interamericana presentó el escrito sobre reparaciones en el presente caso.

  18. Ese mismo día los familiares del señor N.B. presentaron su escrito sobre reparaciones en inglés. El 30 de los mismos mes y año hicieron llegar a la Corte los anexos correspondientes. El 14 de abril de 1998 fue recibida la traducción del escrito de reparaciones al español.

  19. El 22 de mayo de 1998 el Estado solicitó al Presidente prorrogar hasta el 2 de junio del mismo año el plazo fijado para que formulara sus observaciones a los escritos sobre reparaciones presentados por los familiares del señor N.B. y por la Comisión. Ese mismo día, la Secretaría comunicó a Guatemala que el plazo para que presentara su escrito había sido prorrogado hasta la fecha solicitada.

  20. El 2 de junio de 1998 Guatemala presentó sus observaciones a los escritos sobre reparaciones de los familiares del señor N.B. y de la Comisión.

  21. El 10 de junio de 1998 la Corte celebró una audiencia pública sobre reparaciones.

    Comparecieron:

    por los familiares del señor N.B.:

    J.H.;

    por la Comisión Interamericana:

    D.E.A., delegado;

    por el Estado de Guatemala:

    D.A.M., agente;

    E.G.A.V. , asesor; y

    A.S. Garrido, asistente.

  22. El 12 de junio de 1998 el Estado presentó un informe sobre la situación procesal del juicio penal tramitado en el Departamento de Huehuetenango, relacionado con el señor N.B.. Dicho informe le fue requerido por el Presidente durante la audiencia pública celebrada en este caso.

  23. El 21 de julio y el 9 de noviembre de 1998 la Corte solicitó a los familiares del señor N.B., como prueba para mejor resolver, copias certificadas de sus partidas de nacimiento y de la partida de nacimiento del señor N.B.; copia certificada del título profesional o de documento idóneo que acredite el grado académico de éste; constancia de su salario o recibos que acrediten sus ingresos y las tablas de mortalidad de los Estados Unidos de América, durante los años 1985, 1987 y 1992, así como la vigente. El 9 de noviembre de 1998, la Corte solicitó a Guatemala, como prueba para mejor resolver, certificaciones oficiales de las tablas del tipo de cambio del quetzal en relación con el dólar de los Estados Unidos de América, correspondientes a los años 1985, 1987 y 1992, y la vigente.

  24. El 19 de agosto y el 24 de diciembre de 1998, respectivamente, los familiares de N.B. presentaron, una copia del certificado de nacimiento de R.B.J. y copias certificadas del pasaporte de los señores M.A.B., R.R.B. y S.W.B. y la documentación requerida por la Corte el 9 de noviembre de ese año.

  25. El 17 de diciembre de 1998, el señor F.B.C., Jr., presentó un escrito sobre las características personales y profesionales del señor N.B..

  26. El 12 de enero de 1999 el Estado remitió la documentación requerida el 9 de noviembre de 1998.

    IV

    CONSIDERACIONES PREVIAS

  27. Para la determinación de las reparaciones en el presente caso, la Corte considera necesario tener presentes las siguientes precisiones:

    a) que el 2 de julio de 1996, en la sentencia sobre excepciones preliminares, la Corte se declaró incompetente para decidir sobre la presunta responsabilidad del Estado con respecto a la detención y la muerte del señor N.B., ocurridas con anterioridad a la aceptación, por parte de Guatemala, de la competencia obligatoria de la Corte;

    b) que, en la sentencia citada, la Corte también determinó que algunos efectos de los hechos de los que fue víctima el señor N.B. se prolongaron hasta el 14 de junio de 1992, cuando se estableció el paradero de sus restos, fecha que es posterior al reconocimiento, por parte de Guatemala, de la competencia contenciosa del Tribunal. En consecuencia, la Corte se declaró competente para conocer las posibles violaciones de la Convención en cuanto a los efectos, conductas y hechos posteriores a dicho reconocimiento;

    c) que en la sentencia de fondo del presente caso, dictada el 24 de enero de 1998, la Corte, en vista del reconocimiento parcial de responsabilidad por parte de Guatemala, tuvo por verdaderos todos los hechos relativos al retardo de justicia hasta 1995, y consideró que la obstaculización de la justicia tenía efectos hasta el momento de dictar sentencia, ya que la causa iniciada por la muerte del señor B. se encontraba aún pendiente ante la jurisdicción interna;

    d) que la Corte declaró, en su sentencia sobre el fondo, que se violaron las garantías judiciales establecidas en el artículo 8.1 de la Convención, en relación con el artículo 1.1 de la misma, en perjuicio de los familiares del señor N.B., ya que dichos familiares tienen el derecho a demandar que la desaparición y muerte de su hijo y hermano sean efectivamente investigadas por las autoridades de Guatemala, se siga un proceso contra los responsables de los ilícitos, se les impongan las sanciones pertinentes y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA