La aplicación de la Agenda Mujeres, Paz y Seguridad en los procesos de paz: La participación de las mujeres en la prevención y resolución de conflictos

Autor:Millán Requena Casanova
Cargo:Profesor Contratado Doctor de Derecho internacional público y relaciones internacionales, Universidad de Alicante.
Páginas:1-37
RESUMEN

Con la adopción de la emblemática resolución 1325 por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, se incorpora una agenda internacional sobre igualdad de las mujeres en el ámbito de la paz y seguridad internacional. Un primer balance tras quince años de implementación revela que la agenda se ha desarrollado sobre todo a través de su eje preventivo, por encima de su eje de participación, que... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
www.reei.org
DOI: 10.17103/reei.34.04
LA APLICACIÓN DE LA AGENDA MUJERES, PAZ Y
SEGURIDAD EN LOS PROCESOS DE PAZ:
LA PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES EN LA
PREVENCIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS
THE IMPLEMENTATION OF THE WOMEN, PEACE AND
SECURITY AGENDA IN PEACE PROCESSES:
THE PARTICIPATION OF WOMEN IN THE PREVENTION
AND RESOLUTION OF CONFLICTS
Millán Requena Casanova
Sumario: I. LA AGENDA MUJERES, PAZ Y SEGURIDAD: LA INTEGRACIÓN DEL
GÉNERO EN LA AGENDA INSTITUCIONAL DEL CONSEJO DE SEGURIDAD. II. LA
PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES EN LA PREVENCIÓN Y RESOLUCIÓN DE
CONFLICTOS: UN ENFOQUE DESDE EL SISTEMA DE LAS NACIONES UNIDAS. III.
LA IMPLEMENTACIÓN DE LA AGENDA MUJERES, PAZ Y SEGURIDAD EN LOS
PROCESOS DE PAZ. IV. ESTRUCTURA DE GÉNERO DE LAS MISIONES Y
PREVENCIÓN DE CONFLICTOS. V. INICIATIVAS PARA SUPERVISAR LA
APLICACIÓN DE LA AGENDA Y MEJORAR LOS RESULTADOS. VI.
CONCLUSIONES.
RESUMEN: Con la adopción de la emblemática resolución 1325 por el Consejo d e Seguridad de las
Naciones Unidas, se incorpora una agenda internacional sobre igualdad de las mujeres en el ámbito de la
paz y seguridad internacional. Un primer balance tras quince a ños de implementación revela que la
agenda se ha desarrollado sobre todo a través de su eje pr eventivo, por encima de su eje de participa ción,
que incide en el liderazgo político de las mujeres en la prevención de conflictos y la construcción de la
paz. El Estudio mundial sobre la aplicación de la resolución 1325 pone de relieve que la participación de
las mujeres en los procesos de paz todavía sigue siendo un reto pendiente. Por ello, para evaluar el grado
de implementación de la agenda en este ámbito atenderemos a ejemplos concretos. Estos ejemplos
permiten identificar aquellos aspectos que deberían ser reforzados para lograr que la agenda mujeres, p az
y seguridad alcance los objetivos iniciales en uno de sus pilares como es el liderazgo político de las
mujeres. El proceso de paz de Colombia es el caso más relevante de integración de la agenda en unas
negociaciones de paz, y representa una evolución importante del paradigma basado en las mujeres como
víctimas del con flicto a actores del proceso de paz. Asimismo, cabe destacar las iniciativas p ara
Fecha de recepción del original: 5 de septiembre de 2017. Fecha de aceptación de la versión final: 6 de
noviembre de 2017
Profesor Contratado Doctor de Derecho internacional público y relaciones internacionales, Universidad
de Alicante (millan.requena@ua.es) . El presente trabajo se encuadra en el Módulo Jean Monnet (doce nte
e investigador) titulado “Migrant´s Rights, EU Borders and Internal Security of Citizens: EU Values and
Global Cha llenges (ref.: 586947-EPP-1-2017-ES-EPPJMO-MODULE), coordinado por este profesor.
[34] REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS INTERNACIONALES (2017)
- 2 -
DOI: 10.17103/reei.34.04
supervisar la aplicación de la agenda a través de mecanismo s de rendición de cuentas que involucran a la
sociedad civil.
ABSTRACT: With the adoption of the UN Security Council emblematic resolution 1325, an international
agenda on women's equality has been incorporated into the field of internatio nal pea ce and security. An
initial assessment fifteen years after its implementation sho ws that the agenda has been carried out mainly
on its preventive axis, rather than its axis of participation, which affects the political leadership of women
in conflict preventio n and the construction of peace. The Globa l Study of the implementation of
resolution 1325 highlights t he participation o f women in peace processes remains a challenge. In order to
assess the degree of implementation of the agenda in this area we will take concrete examples. These
examples allow identifying those aspects that should be reinforced to ensure that the women, peace and
security agenda achieves the initial obj ectives in one of its pillars, such as the political leadership of
women. The Colombian peace process is the most relevant case of integrating the agenda into peace
negotiations, and represents a significant evolution from the paradigm based on women as victims of
conflict to actors in the peace process. Likewise, it is worth noting the initiatives to monitor the
implementation of the agenda through mechanisms of accountability that involve ci vil society.
PALABRAS CLAVE: Procesos de paz; Resolución 1325 del Consejo de Seguridad; Prevención y
Resolución de Conflictos; Género y Paz
KEY WORDS: Peace processes; UN Security Council Resolution 1325; Conflict P revention a nd
Resolution; Gender a nd Peace
I. LA AGENDA MUJERES, PAZ Y SEGURIDAD: LA INTEGRACIÓN DEL
GÉNERO EN LA AGENDA INSTITUCIONAL DEL CONSEJO DE SEGURIDAD
En octubre de 2000 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (en adelante, C. de
S.) aprobó la resolución 1325, la primera de las ocho resoluciones que conforman la
denominada agenda “mujeres, paz y seguridad”. La resolución 1325 surge fruto del
amplio esfuerzo por parte de las organizaciones de mujeres para lograr que la cuestión
de las mujeres, la paz y la seguridad fuera considerado un asunto relevante en la agenda
global y de su capacidad para tejer alianzas con diferentes actores, como las Naciones
Unidas y los gobiernos
1. A partir de la resolución 1325 el C. de S. asumió un cambio de
1 En el año 2000 tuvieron lugar dos eventos importantes en este camino hacia la resolución 1325, que
fueron la celebración de Beijing+5 y una nueva sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social
de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés). El Embajador de Bangladesh, A. Chowdhury, a la sazón
presidente del C. de S., realizó un discurso en el q ue puso énfasis en la estrecha r elación entre la igualdad,
el desarrollo y la paz y la participación activa de las mujeres en estos ámbitos. El conocid o como “Caucus
de mujeres y Conflictos ar mados”, que agrupaba a diferentes organizaciones internacionales, identificó la
oportunidad de elevar esta cuestión al C. de S., introduciéndola en su agenda institucional. Las
organizaciones de mujeres trataron de dar un fuerte impulso presentando propuestas y reforzando la
coordinación mediante la creación en el mes de mayo de 2000 del grupo de Tr abajo de las ONG sobre
Mujeres, Paz y Seguridad (NGOWGWPS, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo era promover una
resolución del C. de S. sobre mujeres, la paz y la seguridad. En septiembre de 2000, Namibia anunció que
el Consejo celebraría bajo su presidencia una sesión abierta sobre mujeres, paz y seguridad. Mujeres
expertas y representantes de la sociedad civil participaron en una reunión de “fórmula Arr ia” (mecanismo
informal del Consejo que organiza un encuentro a puerta cerrada para obtener información por parte de
La aplica ción de la Agenda Mujeres, Pa z y Seguridad en los pr ocesos de paz: La participa ción de las
mujeres en la pr evención y resolución de conflictos
- 3 -
DOI: 10.17103/reei.34.04
paradigma en relación con el género y los derechos de las mujeres, que desde entonces
ocupa un lugar destacado en la agenda de las Naciones Unidas. Tras esta primera
resolución, el C. de S. aprobó siete resoluciones más que han ampliado y completado a
la primera
2, concretando contenidos y conceptos3. En efecto, la resolución 1325 (y las
siete resoluciones posteriores que la complementan) constituye un sólido marco
normativo que integra el género y los derechos de las mujeres en la responsabilidad
principal del Consejo: el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional.
Ahora bien, como advierte M. Robles Carrillo, se trata de una resolución declarativa que
genera una doble problemática: por una parte, carencia de mecanismos garantistas, en el
sentido de que reconoce derechos y establece principios y objetivos pero sin crear
mecanismos de implementación; y, por otra parte, diferencia entre sus objetivos,
protección y participación, con dos articulaciones normativas diferentes (Derecho
Internacional Humanitario y Derechos Humanos)4. La resolución 1325 se encuadra
normativamente, por una parte, en el Derecho Internacional Humanitario5 y de ahí su
implementación hasta ahora centrada en luchar contra la violencia sexual en los
expertos), en la que ilustraron a los Estados miembros sobre el grave impacto que tienen los conflictos
armados sobre las mujeres y l as niñas, así como sobre el relevante trabajo de construcción de paz que las
mujeres estab an llevando a cabo en distintos conflictos. El 31 de octubre finalmente el C. de S. de las
Naciones Unidas aprobó la resolución 1325 sobre las mujeres, la paz y la seguridad, integrando la
perspectiva de género en la agenda del Consejo.
2 La agenda está integrada por ocho resoluciones del C. de S.: 1325 (2000), 1820 (2008), 1888 (2009),
1889 (2009), 1960 (2010), 2106 (2013), 2122 (2013) y 2242 (2015). Hay que record ar que las ocho
resoluciones sobre la agenda mujeres, paz y seguridad se han adoptado por unanimidad.
3 Ello sin perjuicio de las referencias que muchas resoluciones del C. de S. hacen periódicamente a la
situación de las mujeres y la paz, a propó sito de determinados asuntos. En 2016, 38 de las 77 resoluciones
aprobadas por el C. de S. (49,4%) hicieron referencia a las mujeres y la paz y la seguridad y de las 19
declaraciones emitidas por la Presidencia, 11 (57,9%) incluían ese tipo de referencias. No obstante, el
porcentaje total de resoluciones que incluyen referencias a la agenda mujeres, paz y seguridad, ha
disminuido en comparación con el 6 por cien registrado en 2015, el 60,3 por cien registrado en 2014 y el
76,5 por cien registrado en 2013: “Informe del Secretario General sobre las mujeres y la paz y la
seguridad”, 16 de octubre de 2 017 (S/2017/861, pár. 89). Sin embargo, un estudio de las resoluciones que
se concentraron específicame nte en la renovación de los mandatos en 25 países , concluyó que en el 74%
de esas resoluciones se hacía referencia a cuestiones de género: véase Grupo de Trabajo sobre las
Mujeres, la Paz y la Seguridad, “Mapping women, peace a nd security in the UN Security Council: 2016”,
13 de junio de 2017. Disponible en http://www.womenpeacesecurity.org/resource/mapping -women-
peace-and-security-in-the-un-security-council-2016/. (consultada el 27 de octubre de 2017).
4 Sobre la acción desplegada en esta cuestión por el C. de S. véase ROBLES CAR RILLO, M., “Mujer,
paz y seguridad en la ONU”, en ROBLES CARRILLO, M. (Coords.), Género, conflictos armados y
segurida d. La asesoría de géneros en operaciones, Granada, Universidad de Granada, 2012, 135-186, p.
162.
5 Sobre la articulación entre Derecho Internacional Humanitario y protección d e las mujeres en co nflicto
véase ABAD CASTELOS, M., “Las mujeres y las niñas en lo s conflictos armados y en la construcción de
la paz: ¿hay perspectivas esperanzadoras en el horizonte?, en VÁZQUEZ GÓMEZ, E., et. al., (Coords.),
El Arr eglo pacífico de controversia s inter nacionales, XXIV J ornadas de la Asociación Española de
Profesores de Derecho Internaciona l y Relaciones Inter nacionales, Valencia, Tirant Lo Blanch, 2013, pp.
29-60. Sobre la introducción de la perspectiva de género en el Derecho Internacional Humanitario,
tomando en cuenta la explotación de los estereotipos de género en los conflictos armados p uede
consultarse BARROW, A., “Las resoluciones 132 5 y 1820 del Consejo de Seguridad: promover las
cuestiones de género en los conflictos armados y en el derec ho internacional humanitario”, Revista
Interna cional de la Cruz Roja, nº 877, 2010, pp. 1-17.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA