Una alternativa a la migración: Construcción de carreteras y puentes

Páginas:13-17
 
CONTENIDO
NEPAL | REPORTAJE ESPECIAL
13
revista TRABAJO
SPECIAL 2015 ISSUE
Construcción de
carreteras y puentes
Una alternativa a la migración:
El terremoto de 7,8 de magnitud que asoló Nepal el 25 de abril de 2015 costó la vida a
casi 9.000 personas, destruyó parcialmente la infraestructura del país y dejó a millones
de personas sin hogar. La OIT prestó asistencia al Gobierno de Nepal, con apoyo nanciero
del Banco Mundial, en el marco de uno de los mayores planes de infraestructuras del país
para fomentar la construcción de puentes y la modernización, así como la rehabilitación
y el mantenimiento de la red viaria local y de pasos uviales en 36 distritos, en benecio
de sus más de 15 millones de habitantes. Se prevé que este proyecto genere empleo
remunerado equivalente a 3,9 millones de días de trabajo.
NEPAL | REPORTAJE ESPECIAL
14
WORLD of WORK magazine
¿MIGRAR O RECONSTRUIR NEPAL?
Los relatos de Sharmila Rai Gurung y de otros trabajadores
migrantes que conocimos plantean la cuestión de si la
migración merece la pena en los planos económico, social
y político. Buscamos una respuesta en Chautera, una
pequeña ciudad del distrito nepalí de Sindhupalchock.
Situada en una escarpada ladera a unos 1.400 metros de
altura, Chautera fue el lugar más afectado por el terremoto
que se produjo en Nepal en 2015. El 95% de la ciudad
quedó destruido, o gravemente dañado, si bien se ha
reconstruido más de la mitad de la ciudad. La catástrofe
ocasionó 3.570 víctimas mortales, el 38% de las que
provocó el terremoto en todo el país.
Solo se mantuvo en pie la escalera del antiguo edicio
gubernamental, que data de la época colonial. Hasta ahora
se han retirado 2.000 m3 de escombros. Más de la mitad
de las carreteras que resultaron dañadas por el terremoto
son rehabilitadas actualmente por 53 obreros en el marco
del programa de mejora del transporte nacional en zonas
rurales (SNRTP) de la OIT. Al igual que en el distrito de
Kaski, el ingeniero jefe del programa es
una mujer.
Tras el terremoto no se disponía de
sucientes trabajadores especializados,
ni de obreros no cualicados, para
acometer esos trabajos de rehabilitación y
reconstrucción, puesto que la mayoría de
los trabajadores nepalíes había migrado
al extranjero. La India suplió esa carencia
enviando numerosos trabajadores de la
construcción tras el terremoto.
Un año después, al visitar dos obras
de construcción en la ciudad, pudimos
constatar que la mayoría de los
trabajadores eran de la región. Los
trabajadores perciben 26.000 rupias
nepalesas (218,80 USD) al mes, si bien las mujeres
perciben del 10 al 20% menos. Lok Bahadur Tamang,
carpintero encargado de los trabajos en una de las
obras, arma que “las mujeres rinden menos que los
hombres”. Nos sorprendió esta armación, al ver a mujeres
transportando pesadas cargas de piedras en grandes
cestas a sus espaldas.
Karsan Lama, un migrante que regresó de Arabia Saudita,
señala que ganaba de 12.000 a 15.000 rupias nepalesas
(de 110,40 a 138 USD) en el extranjero. En Nepal gana
ahora de 18.000 a 30.000 rupias nepalesas (165,60 a
276USD), incluidas las horas extraordinarias.
Factores culturales que propician la
migración
“Si se comparan los salarios actuales en los países de
destino con los de Nepal, se llega a la conclusión de que la
migración no siempre constituye la mejor opción, en particular
desde un punto de vista económico. Los factores culturales
revisten asimismo gran importancia, puesto que la escasa
valoración de determinadas profesiones, por ejemplo la
agricultura y el trabajo doméstico, hace
que muchas mujeres decidan migrar
porque se sentirían avergonzadas si
realizaran esos trabajos en Nepal”, señala
Bharati Sharma Pokharel, Coordinadora
nacional del Programa “Trabajo en
libertad”.
Algunas mujeres de los estratos sociales
más bajos (“intocables”, o Dalits) ni
siquiera serían aceptadas para realizar
tareas de servicio doméstico en Nepal.
Muchos hombres preeren asimismo irse
a trabajar al sector de la construcción en
países árabes, en lugar de hacerlo en su
país de origen, en el que todo el mundo
desea trabajar en el sector público.
Lok Bahadur Tamang
NEPAL | REPORTAJE ESPECIAL
15
revista TRABAJO
SPECIAL 2015 ISSUE
Bhagi Chand Sawana Bhatta
Sawana Bhatta, consejera laboral del Centro de los servicios
de empleo de Katmandú, corrobora esta opinión. El Centro
recibe apoyo del Proyecto de la OIT (LIfE) sobre información
relativa al mercado laboral y los servicios de empleo, que
a su vez nancia el Organismo Coreano de Cooperación
Internacional (KOICA). Su objetivo es ayudar a los solicitantes
de empleo nepalíes a adoptar decisiones fundadas en
materia de educación, formación y empleo.
“La mayoría de las personas muestra interés por el empleo
público, pero este es escaso”, arma Sawana Bhatta. Ella
recibe de 10 a 20 solicitantes de empleo cada mes y espera
tener más clientes en breve, puesto que hoy en día gran
parte del trabajo puede realizarse en línea. En esta ocina
constatamos asimismo que la migración interior no siempre
es sencilla, habida cuenta de las grandes distancias que
puede haber entre el hogar y el lugar de trabajo en un país
tan montañoso.
Bhagi Chand, uno de los clientes de Bhatta, constituye un
buen ejemplo. Este joven de 27 años procede del distrito de
Baitadi, situado en la parte occidental de Nepal, a 24horas
de viaje en autobús desde Katmandú. En la actualidad
trabaja como guardia de seguridad en una empresa de
telecomunicaciones local de la capital, y solo puede visitar a
su esposa e hijos cada tres o cuatro meses.
“En el proyecto LIfE ha de hacerse frente a la dicultad de
convencer a más personas para que se queden a trabajar
en Nepal. El objetivo fundamental del proyecto es facilitar
la transición a las actividades de formación y empleo
fomentando los servicios de empleo público juvenil en
las zonas rurales de Nepal”, arma Saurav Ram Joshi,
Coordinador nacional del proyecto LIfE.
Habida cuenta de que más de 500.000 jóvenes nepalíes
acceden al mercado de trabajo anualmente, los proyectos LIfE
y SNRTP de la OIT, entre otros, han de hacer frente a la gran
dicultad que plantea convencer a las personas que estudian
la posibilidad de migrar de que se queden en su lugar de
origen. Puesto que la sociedad nepalí considera la agricultura
una profesión ardua y carente de prestigio, es necesario un
cambio de mentalidad, además de ampliar las inversiones en
infraestructuras rurales para que los jóvenes no tengan que
migrar a otras ciudades, ni al extranjero.
Otro enfoque para convencer a los trabajadores de que se
queden en el país es aumentar la calidad del empleo, es
decir, ofrecer mejores trabajos y más protección laboral a más
del 70% de la población económicamente activa en Nepal,
que actualmente desarrolla su labor en la economía informal.
El proyecto de la OIT “Hacia la formalización” (WOI) promueve
las empresas y los empleos del sector formal en Nepal
mediante servicios de atención a las empresas, la inscripción
de subcontratistas del sector de la construcción, la promoción
de la seguridad y salud laborales, y la realización de pruebas
de aptitud, incluidas las actividades de certicación. El
turismo es un sector especialmente boyante para fomentar
el desarrollo de la economía local; en Pokhara, localidad
en la que la OIT también gestiona el programa SNRTP para
promover las infraestructuras locales, el turismo representa
el 90% de la economía local. El proyecto WOI está nanciado
por el Gobierno del Japón.
NEPAL | REPORTAJE ESPECIAL
16
WORLD of WORK magazine
Los 11,25 km de la carretera de Dhampus, en el distrito de
Kaski, son solo una pequeña parte de los más de 5.000 km de
carreteras y puentes que deben ser objeto de mantenimiento
en el marco del SNRTP. Esta carretera lleva a uno de los
mejores miradores turísticos del país.
Antes de disfrutar de la magníca vista que ofrecen
rododendros centenarios y cadenas montañosas de 7.000 a
8.000 metros de altura, entre ellas el Annapurna 1, el Fishtail
y el Dhalaugiri, nos reunimos con las cinco mujeres y el
hombre que se ocupan del mantenimiento de la carretera.
La mayoría de los trabajadores del programa SNRTP
provienen de grupos desfavorecidos (más del 80%), dos
terceras partes de los cuales son mujeres. En el método de
contratación se da prioridad a las personas pobres sin tierra
y a las de nivel social más bajo; cinco de los trabajadores que
conocemos se conocen como “intocables”, o Dalits.
Puesto que la seguridad es lo más importante, todos
los trabajadores llevan guantes y casco, y el jefe del equipo
cuenta con un botiquín portátil por si se produjera algún
accidente. El salario mensual de 14.000 rupias nepalesas
(126,80 USD) se ingresa periódicamente en la cuenta
bancaria de los trabajadores; estos poseen seguro de
enfermedad y se someten a una revisión médica mensual.
Disponen de un día libre a la semana que coincide, por lo
general, con el día en el que abre el mercado, con objeto de
facilitarles sus compras y actividades de esparcimiento.
“Es la primera vez que estas personas pobres pueden
tener una cuenta bancaria, ahorrar dinero y obtener un
crédito del banco. Con frecuencia los trabajadores están
vinculados a cooperativas, lo que les brinda otras ventajas,
por ejemplo, aprender la manera de ahorrar, y tener
mayor probabilidad de obtener un crédito bancario, que
ha pasado del 0% al 100%”, arma Shailendra Kumar Jha,
Coordinadora nacional del proyecto SNRTP.
Por otro lado, la reconstrucción de la carretera redunda
en benecio de muchas personas, en particular turistas,
operadores turísticos, vendedores de equipo de senderismo
y campesinos, así como de los habitantes locales que van de
picnic o asisten al Festival Dashain, y de los niños que van
a la escuela. El mantenimiento periódico de la carretera ha
permitido reducir la duración promedio de sus viajes de
una hora y media a únicamente media hora. También los
autocares pueden circular por la carretera y los enfermos
llegan mucho más rápido al hospital local que antes.
El jefe de equipo del grupo es una mujer, Ganga
Bhandari. Nos muestra orgullosa su lista de tareas diarias y
su plan de trabajo, con arreglo a los cuales organiza su labor
diaria en la carretera. Un comité de usuarios de vías públicas
NEPAL | REPORTAJE ESPECIAL
17
revista TRABAJO
SPECIAL 2015 ISSUE
OIT-NEPAL: 50 AÑOS DE COLABORACIÓN
En 1966, Nepal pasó a ser miembro de la OIT, que
estableció una ocina en ese país en 1994. La OIT ha
desempeñado un papel importante en Nepal mediante
el establecimiento de una ecaz asociación en el plano
social entre el gobierno, empleadores y trabajadores.
A raíz de esa asociación, los tres grupos se han
comprometido a llevar a cabo una mejor gestión de la
migración y a promover opciones alternativas. Su labor ha
permitido sindicar a los trabajadores del sector informal,
promover la igualdad de género y la protección social,
enmendar la legislación laboral y raticar las normas
fundamentales de la OIT relativas al trabajo. A pesar
de sus períodos de enormes dicultades políticas y
económicas, Nepal siempre ha tratado de hacer hincapié
en los aspectos de justicia social en su programa de
desarrollo y de trabajo decente.
El país se ha caracterizado por su compromiso con
los niños al ser el primer país asiático en implantar un
programa sujeto a plazos destinado a la erradicación
de las peores formas de trabajo infantil. También fue el
primer país de Asia Meridional, y el segundo de la región
de Asia-Pacíco, que raticó el Convenio de la OIT sobre
Pueblos Indígenas y Tribales, 1989 (Núm. 169). Por
otro lado, ha desplegado encomiables esfuerzos para
erradicar el trabajo en condiciones de servidumbre, si
bien aún debe alcanzar varios objetivos a tal efecto.
Muchos de los retos que Nepal ha tenido que afrontar
en su historia reciente han obedecido a la necesidad de
lograr un desarrollo inclusivo y una distribución equitativa
de la riqueza, sin perjuicio de brindar oportunidades
a su heterogénea sociedad. Nepal ha sido capaz de
establecer un Estado democrático unicado basado en
una Asamblea Constituyente más diversa e inclusiva. El
país superó una guerra civil de diez años y promulgó una
nueva constitución en 2015; en abril y mayo de 2015
tuvo que hacer frente a dos terremotos de gran magnitud.
Su nueva Constitución hace hincapié en los derechos
humanos y en ella se recogen varias disposiciones sobre
trabajo decente en las que se aboga por la libertad de
asociación, la negociación colectiva, el establecimiento
de condiciones de trabajo equitativas y la protección
social para todos los trabajadores.
“El ejemplo de Nepal pone claramente de maniesto
que en las situaciones de crisis o las posteriores a
una catástrofe, el diálogo social entre el gobierno y los
interlocutores sociales contribuye a fomentar la paz, la
democracia y las actividades de reconstrucción. La OIT
proseguirá su apoyo a Nepal en el marco de una ecaz
colaboración con dicho país en aras del trabajo decente y
de la justicia social para todos”, arma Richard Howard,
Director de la Ocina de la OIT en Nepal.
locales y el ingeniero jefe del distrito deciden el plan de
trabajo a largo plazo bajo la supervisión del Comité de
desarrollo del distrito, cuya sede se encuentra en la ocina
de la administración local del Distrito de Kaski, en Pokhara.
“La sustitución del trabajo con maquinaria pesada por el
trabajo manual, en consonancia con el enfoque fomentado
por la OIT, resultó ventajoso para toda la comunidad,
puesto que contribuyó a generar empleo decente y seguro
para la población local, principalmente para las mujeres y
las personas pobres, y permitió reducir costos y simplicar
las actividades de gestión”, arma Kumar Jha.
PROMOCIÓN DEL TRABAJO DECENTE
PARA LAS PERSONAS POBRES
De regreso a Katmandú, nos reunimos con Ram
Krishna Sapkota, Director General del Departamento de
infraestructuras locales y vías agropecuarias (DOLIDAR),
adscrito al Ministerio de Infraestructuras.
Las ocinas de Krishna Sapkota se encuentran de forma
provisional en construcciones prefabricadas, puesto que el
edicio principal, que data de la época colonial británica,
resultó gravemente dañado por el terremoto. Salvo su
fachada, tendrá que reconstruirse íntegramente. El estado
del edicio pone de maniesto la complejidad que plantea
su reconstrucción tras el terremoto de 2015.
A través de DOLIDAR se gestionan 35 ocinas de
distrito, que administran conjuntamente con DOLIDAR
el mantenimiento de 57.000 km de vías rurales, cuyo costo
en un país tan montañoso es elevadísimo. El director de
DOLIDAR menciona las dicultades que debe afrontar
su departamento, en particular, la destrucción provocada
por el terremoto, la capacidad insuciente en los planos
técnico y humano y el hecho de que los parlamentos
locales, encargados de aprobar el presupuesto para el
mantenimiento de carreteras, no hayan sido elegidos en
los últimos 12 años.
Krishna Sapkota considera el programa SNRTP,
gestionado por la OIT y el Banco Mundial, un modelo para
el país, así como un medio para facilitar trabajo decente a las
personas pobres. Añade: “Este es uno de los proyectos más
importantes del Ministerio de Infraestructuras por lo que a
presupuesto y alcance se reere. Deseamos reproducir estos
proyectos en el resto del país”.