Albania: El doble reto del empleo y la migración

Autor:Jean-Luc Martinage - Marcel Crozet
Páginas:17-21
RESUMEN

Alrededor de 135.000 trabajadores migrantes, una parte importante de los 2,8 millones de habitantes del país, regresaron a Albania entre 2009 y 2013. Establecidas con apoyo de la OIT, las primeras oficinas de empleo modernas en Albania ponen de manifiesto que una combinación correcta de políticas de empleo y de migración puede ayudar a lograr resultados tangibles en la vida de los trabajadores migrantes.

 
CONTENIDO
LOS TRABAJADORES MIGRANTES | REPORTAJE ESPECIAL
17
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
El doble reto
del empleo y la migración
ALBANIA
Alrededor de 135.000 trabajadores migrantes, una parte importante de los 2,8millones
de habitantes del país, regresaron a Albania entre 2009 y 2013. Establecidas con apoyo
de la OIT, las primeras ocinas de empleo modernas en Albania ponen de maniesto que
una combinación correcta de políticas de empleo y de migración puede ayudar a lograr
resultados tangibles en la vida de los trabajadores migrantes.
Por Jean-Luc Martinage y Marcel Crozet (fotografías)
LOS TRABAJADORES MIGRANTES | REPORTAJE ESPECIAL
18
revista TRABAJO
La pirámide de vidrio y hormigón que se erige en el centro
de Tirana, antaño un museo dedicado al ex dicatador
Enver Hoxha, está abandonada y en ruinas.
El vestigio vetusto de tiempos pasados contrasta con el
ajetreo de la actividad constructora que predomina en la
capital de Albania.
En cada esquina de la ciudad se puede apreciar el
dinamismo económico y comercial. No obstante, esto
contradice el hecho de que Albania cuenta con un
considerable décit de empleo, aumentado por el regreso de
numerosos migrantes, que retornan de los países de la UE
debido a la crisis económica.
“La situación del empleo en Albania constituye un
verdadero desafío”, declaró Maria do Carmo Gomes,
directora del proyecto de la OIT en Albania nanciado por
la UE “Desarrollo de recursos humanos”.
“Según los nuevos criterios internacionales para elaborar
las estadísticas sobre trabajo que la OIT ayudó a recopilar,
más del 21porciento de la población está desempleada.
Los jóvenes son los más afectados. De acuerdo con esos
criterios, casi el 40porciento de los jóvenes menores de 25
años están sin trabajo”, armó.
DESAFÍO Y OPORTUNIDAD
Nos reunimos con Eriselda Sheri, de 33 años, en
la Ocina de Empleo de Tirana, que recientemente
desempeñó un papel importante en su futuro profesional.
Hace algunos meses visitó la ocina gubernamental
después de graduarse en farmacia en la Universidad de
Bolonia, Italia.
Mientras estudiaba, trabajaba hasta 11 horas al día para
nanciar sus estudios. “Me alegré mucho de obtener mi
título tras tanto esfuerzo, pero debido a la crisis económica
en Italia no tenía muchas perspectivas de trabajo, así que
decidí regresar a mi país”.
“Pensaba que tampoco sería fácil encontrar trabajo en
Tirana debido a la elevada tasa de desempleo en Albania”.
Pero, según arma, su visita a la ocina de empleo le
sorprendió positivamente:
“Pocos días después de mi reunión con un asesor en
la ocina, me pusieron en contacto con un potencial
empleador y ahora tengo un trabajo estable.
Primera ocina de empleo moderna en Tirana
“En la actualidad, Albania está
emprendiendo importantes reformas.
Si las políticas sobre empleo toman en
consideración las enormes necesidades
de formación y la nueva migración,
este desafío puede pasar a ser una
oportunidad para el país
Maria do Carmo Gomes,
Directora del Proyecto de la OIT/UE en Albania
LOS TRABAJADORES MIGRANTES | REPORTAJE ESPECIAL
19
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
Eriseda Sheri se licenció en
Farmacia en Italia. Ahora ha
regresado a Tirana y gracias a
la ocina de empleo encontró
muy pronto un trabajo.
Sheri fue una de las primeras personas que se
beneció de los servicios de la nueva ocina de empleo,
que abrió sus puertas en enero 2014.
El apoyo de la OIT, la UE y otros donantes
internacionales permitieron que una ocina pequeña y
sombría ubicada en un callejón de Tirana pasara a ser
una ocina moderna y fácilmente accesible con personal
formado para prestar asistencia a todas las personas que
buscan empleo, desde trabajadores poco cualicados hasta
universitarios, así como a los empleadores que precisan la
persona adecuada para un puesto vacante.
El papel de la ocina reviste especial importancia en un
momento en que un gran número de migrantes albaneses
regresa a su país provenientes de los países de Europa que
aún no han superado la crisis, sobre todo desde Italia y
Grecia.
Alrededor de 135.000 trabajadores migrantes, una parte
signicativa de los 2,8millones de habitantes del país,
regresaron a Albania entre 2009 y 2013. Ello ha dado lugar
a una disminución considerable de las remesas, que han
sido determinantes para la subsistencia de las familias de
los migrantes en el país.
Durante diez años, Vasil Var vivió con su familia
en Atenas, lugar en el que trabajó como obrero de la
construcción, hasta que perdió su trabajo por la crisis.
LOS TRABAJADORES MIGRANTES | REPORTAJE ESPECIAL
20
revista TRABAJO
A los 42 años, Var se vio obligado a recomenzar desde
cero y regresar a Tirana. Ahora trabaja como empleado
de mantenimiento gracias a la ocina de empleo. Aunque
siente algo de nostalgia cuando habla de su vida en Grecia,
sabe que no puede volver, dado que perdió su permiso de
residencia al dejar el país.
Además de las solicitudes de los migrantes que regresan,
las ocinas de empleo están recibiendo un número cada vez
mayor de solicitudes de ciudadanos de los países de la UE.
¿HABLA ITALIANO?
Rolando Sorrentino, de 25 años, explicó que después de
terminar sus estudios no pudo encontrar trabajo en Italia,
su país natal. A través de amigos supo que los centros de
atención al cliente en Albania estaban buscando personas
que hablasen italiano.
Así encontré trabajo”, relata Sorrentino, que además
forma a sus colegas albaneses. “Los salarios son más bajos
que en Italia, pero también lo es el coste de la vida. Puedo
ahorrar dinero a nales de mes”.
Aunque aún son una minoría, el número de ciudadanos
de la UE que buscan trabajo en Albania está aumentando,
señala Fatjon Dhuli, Director de la Ocina de Empleo en
Rolando Sorrentino estaba sin trabajo en Italia.
Ahora trabaja en un centro de atención al cliente en Tirana.
Vasil Var vivió durante
10años en Atenas. La crisis
económica en Grecia hizo que
tuviera que regresar a Albania.
LOS TRABAJADORES MIGRANTES | REPORTAJE ESPECIAL
21
revista TRABAJO
NÚMERO ESPECIAL DE 2014
UNA OFICINA DE EMPLEO QUE FUNCIONA
La OIT colabora con Albania para establecer ocinas
de empleo modernas que presten servicios hasta
ahora inexistentes. La Ocina de Empleo de Tirana y
la de la vecina Durrës cumplen una función importante
al regular la oferta y la demanda del mercado laboral.
Las ocinas, localizadas en una zona central,
ofrecen a las personas que buscan trabajo una gran
variedad de servicios, desde una zona en la que el
usuario puede consultar las ofertas de empleo, hasta
servicios de asesoría que proporcionan orientación
personalizada. Se prevé abrir ocinas similares en
otras partes de Albania.
El trabajo de la OIT forma parte de un proyecto
más amplio, nanciado por la UE, conocido como
IPA 2010 – Desarrollo de Recursos Humanos (www.
ipa-dad hrd.al). El proyecto tiene por objeto mejorar el
funcionamiento del mercado de trabajo, en particular
mediante una mayor capacidad de inspección
laboral, el fortalecimiento de la seguridad y salud
en el trabajo, mejores oportunidades de educación
y formación vocacionales y un aumento de las
capacidades del SNE.
Levent Yurtsever es de Turquía. Abrió una pastelería
en el centro de Tirana que tiene un gran éxito.
Anisa Alla estudia en la Universidad de Tirana.
A muchos jóvenes de Albania les inquieta la
situación laboral.
Tirana. “Sólo en enero y febrero de este año, recibimos a
110 personas provenientes de la UE – principalmente de
Grecia e Italia – que buscaban autorización para trabajar
en Albania”.
Levent Yurtsever, de 29 años, llegó hace dos años
proveniente de Turquía para trabajar en una pastelería.
Hoy en día gestiona su propio local, una pastelería oriental
muy frecuentada. Para él, el “sueño albanés” se ha hecho
realidad. Pero para muchos, sobre todo los jóvenes, sigue
siendo un sueño casi inalcanzable.
Por su parte, Anisa Alla, de 21 años, cree que tiene
posibilidades de conseguir trabajo una vez que obtenga su
título en ingeniería, una profesión muy solicitada en Albania.
“Muchos de mis compañeros de universidad temen
quedarse desempleados al terminar los estudios”, señala.
“Hablan continuamente de ello”.
No obstante, Albania progresa en el sentido correcto,
y tiene previsto ampliar o renovar otras 10 ocinas de
empleo en todo el país durante los próximos meses como
parte de la estrategia de modernización del Servicio
Nacional de Empleo (SNE) y de las políticas públicas
en materia de empleo planicadas por el Ministerio de
Bienestar Social y Juventud. Si bien no es una solución
genérica para todo, ello debería contribuir en gran medida
a superar el doble desafío existente en relación con el
desempleo y la necesidad de los migrantes que regresan de
encontrar un empleo.