El Consejo de Administración de la OIT aborda la crisis económica y formula como respuestas unas políticas basada en el trabajo decente

Páginas:59-60
 
ÍNDICE
CONTENIDO

Page 59

El Consejo de Administración de la OIT, en su 303ª reunión, celebrada en noviembre de 2008, dio los primeros pasos para formular respuestas basadas en políticas de empleo y sociales a través del diálogo social, encaminadas a abordar los desafíos de la profunda crisis económica mundial. La iniciativa se produjo con el firme respaldo concedido durante la reunión a la Agenda de Trabajo Decente por José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno de España; Nicolas Sarkozy, Presidente de Francia; Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, y Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

"La conclusión principal es que la Agenda de Trabajo Decente es un marco político adecuado para hacer frente a la crisis", dijo el Director General de la OIT, Juan Somavía."Contiene el mensaje poderoso de que el diálogo tripartito con las organizaciones de trabajadores y empleadores debe desempeñar un papel esencial al abordar la crisis económica y al desarrollar políticas".

La reunión de la OIT se mientras aparecían nuevos informes sobre la agudización de la crisis. Las estimaciones preliminares de la OIT señalan que el desempleo a escala mundial podría aumentar en torno a 15-20 millones de personas hacia finales de 2009, y que el número de trabajadores pobres que viven con menos de dos dólares estadounidenses al día también podría aumentar.

Juan Somavia, elegido para un tercer mandato como director general de la OIT

Juan Somavía fue elegido para un tercer mandato como Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 18 de noviembre. Es el noveno Director General en los 89 años de historia de la Organización y su nuevo mandato de cinco años comenzará formalmente en marzo de 2009.

Todos los documentos del Consejo de Administración mencionados en este comunicado se encuentran en: http://www.ilo.org/global/What_we_do/Officialmeetings/gb/GBSessions/GB303/lang-en/commId-ALL/WCMS_098006/index.htm

"Esto exige una acción urgente", dijeron el Presidente y los Vicepresidentes de los Trabajadores y Empleadores del Consejo de Administración de la OIT en una declaración especial sobre la crisis financiera y económica "Necesitamos medidas globales y coordi-Page 60nadas para reducir al mínimo la duración y la magnitud de la recesión de la economía mundial, así como para luchar contra las posibles consecuencias adversas en el ámbito social y acelerar la recuperación".

La declaración identifica una serie de medidas que serían necesarias para "abordar el impacto de la crisis en la economía real y proteger a las personas, apoyar a las empresas productivas y mantener los empleos":

* garantizar el flujo de crédito al consumo, el comercio y la inversión;

* proteger a las personas más expuestas a través de, por ejemplo, la ampliación de la protección social y las prestaciones por desempleo, o de la promoción de la formación, el reciclaje profesional y los servicios de colocación;

* apoyar a las empresas productivas, rentables y sostenibles, junto con una economía social sólida y un sector público viable, a fin de potenciar al máximo el empleo y el trabajo decente;

* garantizar que el progreso social no se vea menoscabado por la crisis actual;

* desarrollar una cooperación estrecha entre la OIT y sus mandantes tripartitos con el sistema multilateral para apoyar a los países en la aplicación de medidas para hacer frente a la crisis, y

* mantener la ayuda al desarrollo como mínimo en los niveles actuales y proporcionar líneas de crédito y apoyo adicionales para permitir que los países con bajos ingresos puedan amortiguar la crisis.

"Ahora disponemos de una orientación clara sobre cómo avanzar hacia el futuro", dijo Juan Somavía. "Lo haremos ampliando el trabajo de la OIT dando respuestas para combatir las consecuencias laborales y sociales de la crisis, apoyando a los mandantes de la OIT en la formulación de respuestas y trabajando con el sistema multilateral, incluido el G-20 y las instituciones financieras internacionales".