Somavía hace hincapié en el empleo juvenil

Páginas:41-41
RESUMEN

En el Foro Económico Mundial de Davos, el Director General de la OIT, Juan Somavía, hizo un llamamiento a favor de un nuevo paradigma político para promover un crecimiento integrador con un alto coeficiente de empleo para los casi 75 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años que están desempleados en el mundo.

 
CONTENIDO
Mayo 2012, N.º 74 |Noticias |41
Somavía hace hincapié en
el empleo juvenil
En el Foro Económico Mundial
de Davos, el Director General de
la OIT, Juan Somavía, hizo un
llamamiento a favor de un nuevo
paradigma político para promover
un crecimiento integrador con un
alto coefi ciente de empleo para
los casi 75 millones de jóvenes
de entre 15 y 24 años que están
desempleados en el mundo
Durante su intervención en el panel
del foro “Evitar una generación
perdida“, el Sr. Somavía afi rmó que la
crisis de empleo juvenil ha alcanzado
dimensiones sin precedentes e
intolerables, como lo demuestra que
cuatro de cada 10 desempleados en el
mundo sean jóvenes.
Se refi rió asimismo a que el motor
principal de esta crisis del empleo
juvenil es la disminución de la
demanda agregada a escala mundial
y, en algunos casos, a escala
nacional. Señaló que es el momento
de concentrarse en estrategias que
favorezcan el empleo juvenil y que,
a la larga, mantendrán el consumo,
estimularán la demanda, promoverán
el crecimiento y crearán más puestos
de trabajo.
Éste debe ser un objetivo no solo
para los planes de los gobiernos,
sino también para las empresas y el
sector privado, declaró Juan Somavía,
y añadió que la primera limitación
para que las pequeñas y medianas
empresas puedan contratar a jóvenes
es la falta de acceso al crédito.
El Director General de la OIT se
refi rió asimismo al papel decisivo de
la educación y la formación, sobre
todo en tiempos de crisis, y dijo
que los gobiernos deberían trabajar
conjuntamente con el sector privado
para reducir el desajuste entre demanda
y oferta de cualifi caciones profesionales.
Algunos Directores Ejecutivos asistentes
a Davos comentaron las difi cultades a
las que se enfrentan para cubrir ciertos
puestos de trabajo, a pesar de los altos
niveles de desempleo actuales.
El Sr. Somavía citó como ejemplos de
éxito en el ajuste entre oferta y demanda
de competencias a Alemania, Austria,
Dinamarca, Suiza y Noruega, que ofrecen
sistemas de aprendizaje duales en los
que se combinan la educación escolar
con la formación en las empresas.
Destacó también la necesidad de
ofrecer una amplia variedad de
incentivos dirigidos a promover
el empleo juvenil, por ejemplo,
los subsidios a la contratación de
jóvenes, las becas de formación y de
reconversión profesional y los servicios
para facilitar la transición al trabajo,
entre otros: orientación profesional,
contactos reales con empresas y
asesoramiento sobre cómo preparar
una entrevista de trabajo
Además, realizó un llamamiento a
favor de la promoción de la iniciativa
empresarial entre los jóvenes y de la
asociación entre los servicios públicos
de empleo y las agencias privadas.
Algunos programas públicos de
empleo recientes que resultan
innovadores han demostrado su
efi cacia a la hora de ofrecer trabajo
y protección social a los jóvenes
que viven en la pobreza, y al mismo
tiempo crear infraestructuras a
pequeña escala para aumentar la
productividad en las economías
desfavorecidas (por ejemplo, el Acta
Nacional de Garantía del Empleo
Rural, en India, y los Programas
ampliados de obras públicas en
Etiopía, Kenya, Malí y Sudáfrica).
Según Juan Somavía, los trabajadores
jóvenes de todo el mundo han perdido
confi anza en el paradigma actual. La
economía mundial, sencillamente, no
funciona para ellos. Este desencanto
se refl eja de muchas maneras, en
particular, en las manifestaciones
de jóvenes que han tenido lugar
durante los últimos meses en unas
1.000 ciudades en 82 países.
La necesidad de puestos de trabajo
decentes, de justicia social y de
dignidad, por un lado, y la ira contra
las desigualdades y la codicia, por
otro, se han situado en la cabecera de
estas protestas y pueden provocar una
mayor inestabilidad política y social,
advirtió Juan Somavía, y añadió que
para reformar las políticas actuales se
precisa una transformación real.
© WEF
© OIT/APEX
© Fotos de la OIT