Kenya: comprobación de los cambios en la vida de los niños que trabajan

Páginas:20-27
RESUMEN

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) se creó en 1992 con el objetivo general de eliminar progresivamente el trabajo infantil. Con actividad en más de 80 países, el IPEC es el mayor programa del mundo de su clase y constituye el principal programa operativo de la OIT.

 
CONTENIDO
20 | Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfico
Comprobación de los cambios
El Programa Internacional para la
Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC)
se creó en 1992 con el objetivo general
de eliminar progresivamente el trabajo
infantil. Con actividad en más de
80 países, el IPEC es el mayor programa
del mundo de su clase y constituye el
principal programa operativo de la OIT.
Una forma de identificar los cambios a largo plazo
en las vidas de los niños como resultado de un
proyecto sobre el trabajo infantil son los estudios
de seguimiento a posteriori. Este tipo de estudios
son un análisis retrospectivo en el que se toma
una muestra de los beneficiarios de un proyecto
anterior sobre el trabajo infantil para determinar qué
cambios se han producido en sus vidas y las de sus
familias después de la intervención. Los estudios
de seguimiento a posteriori se realizan entre uno y
ocho años después de la finalización de un proyecto.
Ayudan a comprender qué elementos funcionan, y
en qué circunstancias, en la lucha contra el trabajo
infantil. La información que facilitan resulta valiosa
para la planificación de futuros programas, para
asesoramiento en materia de políticas y para la
adopción de decisiones en este ámbito.
Entre 2009 y 2011, el IPEC realizó seis estudios de
seguimiento a posteriori
1
de proyectos finalizados
de OIT-IPEC a través del proyecto de evaluación
del impacto, financiado por el Departamento de
Trabajo de los Estados Unidos. Las evaluaciones
se referían a menores relacionados previamente
con las fuerzas armadas y grupos armados en la
República Democrática del Congo y Burundi; y
a niños que trabajaban en la agricultura y en las
calles (Marruecos), en la agricultura y la pesca (El
Salvador), en las plantaciones de caña de azúcar y
la minería (Filipinas), en la explotación sexual con
fines comerciales y el trabajo doméstico (Paraguay)
y en la agricultura (Kenya).
Estudio de seguimiento a
posteriori en Kenya
En el estudio de seguimiento a posteriori realizado
en Kenya se entrevistó a 252 beneficiarios anteriores
del proyecto TBP (Time Bound Project - Proyecto de
duración determinada) de Apoyo al Plan nacional de
acción para la erradicación de las peores formas de
trabajo infantil. Iniciado en 2005, este proyecto de
OIT-IPEC incluía intervenciones modelo para reforzar
la educación primaria y la formación profesional,
campañas de sensibilización pública, facilitación
de la emancipación económica y refuerzo de
capacidades para el Gobierno y las comunidades.
Además del apoyo técnico del IPEC de Ginebra,
una agencia local de asesoría con experiencia en el
trabajo sobre el terreno y en estudios cuantitativos
fue la responsable de realizar los estudios de
seguimiento y de elaborar el informe final.
El fotógrafo de la OIT Marcel Crozet
2
viajó con el
equipo del estudio a posteriori a las áreas rurales
en las que se había llevado a cabo el Proyecto
TBP, y lo hizo de forma que no interfiriera con el
estudio. El trabajo de campo del equipo incluía
la localización de beneficiarios anteriores del
proyecto y la realización de entrevistas con
un cuestionario previamente elaborado. En la
mayoría de los casos, estos beneficiarios eran
niños que habían trabajado en la agricultura.
1Child Labour Impact Assessment Toolkit: Tracer Study
Manual (Herramienta para la evaluación del impacto
en materia de trabajo infantil: manual de estudios de
seguimiento a posteriori), Programa Internacional para la
Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC). OIT, Ginebra, 2011.
2El fotógrafo obtuvo la autorización explícita de niños y
jóvenes para fotografiarles. Su reportaje fotográfico ofrece
información sobre el proceso del estudio de seguimiento
a posteriori, y retrata una selección de historias de
anteriores beneficiarios del proyecto. Cabe señalar, no
obstante, que las fotografías no necesariamente son
representativas de los resultados y que, excepto cuando
se menciona explícitamente, no todas las fotografías
representan a beneficiarios anteriores.
Kenya
Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfi co |21
en la vida de los niños que
trabajan
Muchos niños en Busia son huérfanos
o discapacitados. Dado que numerosos
camioneros hacen un alto aquí para
pasar la noche, algunas niñas venden
su cuerpo solo para poder comer, en
ocasiones por apenas 20 chelines
kenianos (en torno a 0,22 centavos de
dólar), que les permiten comprar media
botella de refresco. De acuerdo con los
trabajadores sociales, se ha localizado
a más de 500 trabajadoras del sexo
en esta parte de Busia. Algunas de las
niñas tienen menos de 18 años y todas
ellas corren el riesgo de contraer el VIH.
Ƥ
Busia es una de las localidades fronterizas entre Kenya
y Uganda. Por sus calles polvorientas suelen pasar
camiones pesados las 24 horas del día. La denominada
“tierra de nadie” que hay entre los dos países está
en realidad llena de gente, incluidos muchos niños,
que trabajan tanto en la economía formal como en la
informal. El distrito de Busia es una de las zonas que
cubría el estudio de seguimiento a posteriori de la OIT.
De todas las fotografías: © M. Crozet/OIT
22 | Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfi co
Y justo a las afueras de
Busia es fácil ver a menores
trabajando en los campos,
puesto que muchos niños
ayudan en las labores agrícolas.
No obstante, ya que la mayoría
de ellos van a la escuela en los
días laborables, trabajan sobre
todo los fi nes de semana.
22
Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfi co |23
La situación de los denominados
“niños de la calle” (aquí en el
estacionamiento para camiones
de Kisumu) resulta aún más
preocupante. Decenas de ellos
pasan la mayor parte del día
esnifando pegamento. Algunos
sufren enfermedades mentales, lo
que aumenta aún más el nivel de
violencia entre ellos.
23
24 | Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfi co
24
Muchos niños participan
en el servicio doméstico,
independientemente de si van o no
a la escuela, como se observa más
al sur en la costa del lago Victoria.
El objetivo del estudio de
seguimiento a posteriori del IPEC
en Kenya era evaluar los cambios
producidos en las vidas de los
niños que fueron destinatarios de
la ayuda del proyecto de OIT-IPEC
que concluyó en 2009, y evaluar
si éste infl uyó en tales cambios.
La investigadora de campo
Christine Abong’o (derecha)
aparece sentada con Jackline
Adhiambo, de 22 años de edad,
para cumplimentar el cuestionario
del estudio de seguimiento a
posteriori.
Caroline Awuor (derecha), de 19 años de edad, tiene una hija pequeña y
fue benefi ciaria del proyecto de OIT-IPEC, que la ayudó a cambiar su vida al
permitirle recibir la formación necesaria para convertirse en modista. En la
fotografía aparece con Christine Abong’o.
25
26 | Mayo 2012, N.º 74 |Reportaje fotográfi co
Esta joven de 22 años de edad
(en la fotografía, en el mercado de
Kisumu) recibió apoyo del proyecto
de OIT-IPEC, que le permitió
empezar a vender refrescos y
pasteles de fabricación casera en
su quiosco. Varios años después
de recibir la ayuda, es evidente
que los efectos de la intervención
siguen vigentes, ya que permiten
que Elizabeth se gane la vida.
26
El proyecto de OIT-IPEC facilitó
a Syrone (a la derecha) una beca
con la que fi nalizó la enseñanza
secundaria. A continuación fue
admitido en la Universidad Jomo
Kenyatta para licenciarse en
arquitectura paisajista.
“Pasé por grandes difi cultades”,
recuerda Kelvin Mwangi,
que aparece en la fotografía
(derecha) con Joakim Ndorongo
(izquierda). “Los propietarios de
la explotación agraria utilizaban
niños como mano de obra
barata”.
Tanto Joakim como Kelvin
se benefi ciaron de becas
que cubrían los gastos de
sus estudios. Dado que eran
unos estudiantes excelentes,
asistieron al centro de
enseñanza secundaria de
Kanunga. Posteriormente los
dos fueron admitidos en la
Universidad Jomo Kenyatta.
Kelvin desea licenciarse en
química analítica, y Joakim
es estudiante de ingeniería
mecánica. Posaron para esta
fotografía en las mismas
plantaciones de café en las que
trabajaron de niños.
27