Seguridad social para todos

Páginas:2-3
 
CONTENIDO
LA REVISTA DE LA OIT
La revista Trabajo se publica tres veces
al año por el Departamento de Comunicación
e Información de la OIT en Ginebra
y se distribuye gratuitamente. También
se publica en árabe, chino, finlandés,
francés, hindi, japonés, noruego y español.
JEFE DE EDICIÓN
Hans von Rohland
EDICIÓN ESPAÑOLA
En colaboración con la Oficina de la OIT en
Madrid
UNIDAD DE PRODUCCIÓN
Rita Cassaro, Iselin Danbolt, Martine Jacquinod,
Corine Luchini
EDICIÓN FOTOGRÁFICA
Marcel Crozet
DIRECCIÓN ARTÍSTICA
Enzo Fortarezza, MDP, OIT en Turín
DISEÑO DE PORTADA
Enzo Fortarezza, MDP, OIT en Turín
CONSEJO EDITORIAL
Thomas Netter (Presidente), Charlotte
Beauchamp, Corinne Perthuis, Hans von Rohland
Esta revista no constituye un documento oficial
de la OIT. Las opiniones expresadas no reflejan
necesariamente el punto de vista de la OIT.
Las denominaciones utilizadas no implican la
expresión de ninguna opinión por parte de la OIT
sobre la situación jurídica de ningún país, área
o territorio, ni sobre sus autoridades o sobre la
delimitación de sus fronteras.
La referencia a nombres de empresas y de
productos y procesos comerciales no implica que
la OIT los apoye, y el hecho de no mencionar una
empresa, un producto o un proceso comercial
concretos no denota desaprobación.
Los textos y las fotos pueden reproducirse
libremente (excepto las fotos de agencias),
mencionando la fuente. Es tal caso, se agradece
la notificación por escrito.
La correspondencia debe dirigirse al
Departamento de Comunicación de la OIT,
CH-1211, Ginebra 22, Suiza.
Tel: +4122/799-7912
Fax: +4122/799-8577
www.oit.org/communication
Correo electrónico: oit_magazine@oit.org
Impreso por GRAFOFFSET, S.L.
ISSN: 1020-0037
Depósito Legal: M.40.761-1995
La OIT en la Historia
Seguridad social
para todos
Según el Informe Mundial sobre la Seguridad Social
2010/2011 de la OIT1, sólo el 20% de la población mundial
en edad de trabajar dispone de acceso a regímenes generales
de seguridad social. Para abordar este inmenso reto, dos
importantes acontecimientos de cara a la ampliación de la
protección social para todos marcaron el ejercicio de 2011.
En su histórica 100ª sesión de junio de 2011, la Conferencia
Internacional del Trabajo (CIT) alcanzó un consenso tripartito
global sobre seguridad social, en el que se subrayó la
relevancia de la seguridad social como derecho humano, así
como necesidad económica y social para los países en todos
los niveles de desarrollo.
Gobiernos, empleadores y trabajadores asistentes a la
CIT realizaron un llamamiento a favor de la ampliación
de la seguridad social en dos dimensiones: una extensión
encaminada a la cobertura universal, con niveles mínimos
de protección basados en los regímenes básicos nacionales
de protección social (dimensión horizontal), y la progresiva
garantía de consecución de niveles superiores de protección,
guiada por las normas actualizadas sobre seguridad social de
la OIT (dimensión vertical).
La Conferencia decidió asimismo debatir una posible
Recomendación sobre el régimen básico de protección social
en la 101ª sesión de la Conferencia Internacional del Trabajo
en 2012.
El programa de actuaciones relativas a dicho régimen básico
se ha avalado en diversos documentos de política regional
e internacional. En este contexto cabe referir la Cumbre
del G20 celebrada en Cannes (Francia), el pasado mes de
noviembre, en la que se consideraron las recomendaciones
sobre protección social contenidas en un nuevo estudio
elaborado por el Grupo de Consulta sobre el Régimen Básico
de Protección Social2, encabezado por Michelle Bachelet,
ex Presidenta de Chile y Directora Ejecutiva de ONU
Mujeres. El informe argumenta que el establecimiento de
regímenes básicos nacionales de protección social en todas
las sociedades es una opción de política viable, y hace un
llamamiento al G20 para que convierta tal opción en una
auténtica prioridad de la formulación de políticas.
A estos importantes avances les precedió una década de
intenso trabajo de fomento de la extensión de la seguridad
social para todos.
Diciembre 2011, Nº 73 | La OIT en la Historia | 3
© USN
la Historia
Un hito significativo fue el “nuevo consenso sobre
seguridad social” que surgió de la CIT en 2001.
Basándose en la afirmación inequívoca de la
condición de derecho humano básico que tiene
la seguridad social, en este consenso tripartito
inicial se instó al establecimiento de un estrecho
vínculo de la estrategia de la OIT de extensión de
la seguridad social, con su estrategia de empleo y
otras políticas sociales.
El nuevo consenso dio lugar además, en 2003,
a la puesta en marcha de la “Campaña Mundial
sobre la Extensión de la Cobertura de la Seguridad
Social para todos”, y al desarrollo del concepto
de régimen básico de protección social (con el
que se promueven las estrategias nacionales que
garantizan un nivel mínimo de acceso a servicios
esenciales y la seguridad de los ingresos para
todos) como apoyo a la Campaña.
En abril de 2009, el concepto fue respaldado
formalmente como una estrategia de respuestas
conjuntas a la crisis por las Naciones Unidas en el
Consejo de Jefes Ejecutivos (JJE) de las Agencias
de las Naciones Unidas. Su importancia, entre otros
objetivos, en la recuperación de la crisis económica
mundial más reciente, ha sido reconocida por los
interlocutores sociales de la OIT, que incorporaron
el concepto en el Pacto Mundial para el Empleo
aprobado por la CIT en su reunión de junio de 2009.
SÓLO EL 20% DE
LA POBLACIÓN MUNDIAL
EN EDAD DE TRABAJAR
DISPONE DE ACCESO A
REGÍMENES GENERALES
DE SEGURIDAD SOCIAL
1 http://www.ilo.org/public/english/protection/secsoc/
downloads/policy/wssr.pdf.
2 http://www.ilo.org/public/libdoc/jobcrisis/download/
g20_2011/bachelet-report.pdf.
Considerado en este contexto, el ejercicio de
2011 marca una nueva etapa en el fomento
de la extensión de la seguridad social por parte
de la OIT, sus mandantes y socios. Garantizar
el acceso a la seguridad social para todos
mediante regímenes básicos de protección social,
con arreglo a las directrices de una posible
Recomendación sobre tales regímenes, y el avance
progresivo hacia niveles superiores de protección,
son elementos esenciales en la consecución de
economías y sociedades más incluyentes.