Presentación

Páginas:13-16
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 13

En 1983 se dio a conocer a la opinión pública el surgimiento de una nueva enfermedad, que poco después sería conocida como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida). Pasados poco más de 20 años y gracias al trabajo de investigación auspiciado desde las disciplinas biomédicas ·dentro de las cuales destacan la epidemiología, la genética y la inmunología, principalmente· mucho se ha avanzado en el conocimiento del agente causal, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), los mecanismos que facilitan su transmisión, sus características genéticas y moleculares, así como la forma en que actúa sobre el sistema inmune, entre otros. Como consecuencia de esos conocimientos se ha promovido el diseño, instrumentación y evaluación de múltiples campañas y programas dirigidos a prevenir nuevas infecciones por VIH, pero, sobre todo, han dado lugar al desarrollo de terapéuticas cada vez más potentes que en mucho han contribuido a controlar el avance clínico de la infección y a mejorar sustancialmente tanto la cantidad como la calidad de vida de las personas afectadas por la enfermedad.

No obstante lo anterior, todavía las autoridades sanitarias de todos los niveles siguen enfrentando dos problemas que, a juzgar por la evidencia de que se dispone, no han podido resolverlos de manera satisfactoria. Nos referimos al incuestionable hecho de que cada año, en promedio, entre 3 y 5 millones de personas resultan infectadas por el VIH; asimismo, pese a la amplia variedad de medicamentos existente, una considerable cantidad de personas con VIH no practica los comportamientos de adhesión en los porcentajes esperados, que se estima deben ser iguales o superiores a 90 por ciento.

Desde la psicología, disciplina científica y profesional interesada en el estudio del comportamiento en sus modalidades individual y social, en las dos últimas décadas se han realizado importantes esfuerzos de investigación, con el objeto de colaborar con las disciplinas biomédicas a fin de dar solución a esos problemas. En el ámbito de la prevención primaria y apoyadas en diferentes teorías o modelos se han

Page 14

dirigido investigaciones con el propósito de comprender mejor qué variables hacen menos o más probables los comportamientos de riesgo o de prevención; por su parte, en el ámbito de la prevención secundaria se han conducido otras tantas cuyos objetivos primordiales han sido evaluar qué técnicas y procedimientos pueden ser mejores para facilitar la práctica de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA