Lanas de vidrio, de escoria y lanas minerales.

Páginas:27-28
RESUMEN

Lanas aislantes: Nuevo código de la OIT para tratar los peligros ocultos para la salud.Pese al desarrollo tecnológico, la exposición a las fibras y a los polvos de las lanas aislantes puede seguir siendo peligrosa para la salud de los trabajadores y del público en general. Para abordar este problema permanente, en enero, la OIT aprobó un código de prácticas de seguridad sobre el uso de lanas aislantes de fibra de vidrio sintética.

 
CONTENIDO

GINEBRA - La producción de lanas aislantes, utilizada mayoritariamente para el aislamiento térmico y acústico, está aumentando en los países desarrollados y en los países en desarrollo. La producción global de lanas de vidrio, lanas de escoria y lanas minerales se calcula en más de seis millones de toneladas anuales, con más de 200.000 personas empleadas en las industrias manufactureras y de consumo. Muchos millones más de personas podrían verse expuestas incidentalmente a dichas lanas en el trabajo y en casa.

Pese a los desarrollos tecnológicos que han dado lugar a productos nuevos y más seguros, la exposición a las fibras y a los polvos de las lanas aislantes puede causar irritación dérmica, ocular y respiratoria y malestar para los trabajadores y el público en general. Subsiste la inquietud por el riesgo de que algunas lanas aislantes tengan consecuencias a largo plazo para la salud, incluido el cáncer.

Por ejemplo, son constantes los estudios sobre la mortalidad de los trabajadores de las fábricas de fibra de vidrio y de lanas minerales en Europa y en Estados Unidos. Los datos de los estudios en Europa revelaron un aumento general de la mortalidad causada por el cáncer de pulmón según las tasas de mortalidad nacionales, no locales. Se registraba una tendencia creciente de cáncer de pulmón en los estudios de cohortes de lanas de vidrio y minerales con respecto al tiempo desde el primer empleo pero con respecto a la duración del empleo. Según las tasas de mortalidad locales, se producía un incremento de la mortalidad por cáncer de pulmón en la fase más temprana de la producción de lanas minerales.(1)

Promover la seguridad de las lanas aislantes

Con vistas a promover la seguridad en el uso de las lanas aislantes y mejorar las condiciones y el entorno de trabajo, del 17 al 26 de enero se celebró una reunión de expertos con el fin de adoptar un código de buena práctica sobre la seguridad en el uso de las lanas aislantes de fibra de vidrio sintética (lanas de vidrio, lanas de escoria, lanas minerales).(2) Asistieron a la reunión cerca de 20 expertos de gobiernos y de organizaciones de trabajadores y empleadores, representantes de 10 organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales.

Las disposiciones del código tienen por objetivo minimizar la exposición a las fibras y polvos procedentes de las lanas aislantes, a fin de prevenir la irritación y el malestar, advertir de los riesgos a largo plazo para la salud derivados del trabajo con estos productos y proporcionar medidas de control para minimizar las exposiciones.

El código de buena práctica de seguridad en el uso de lanas aislantes de fibra de vidrio sintética (lanas de vidrio, lanas de escoria, lanas minerales) se concibió para establecer una orientación práctica basada en los conocimientos más avanzados sobre las medidas de protección y prevención necesarias para la seguridad en el uso de estos productos y para promover un nivel más elevado de normas internacionales de salud y seguridad.

Las disposiciones del código se destinan a minimizar la exposición a las fibras y polvos procedentes de las lanas aislantes, para prevenir la irritación y el malestar y advertir de los riesgos a largo plazo para la salud derivados del trabajo con estos productos y proporcionar medidas de control para minimizar las exposiciones en el lugar de trabajo.

El código de buena práctica define los principios generales y los enfoques en lo que respecta a los requisitos de seguridad en el uso de las lanas aislantes y especifica las obligaciones generales para los fabricantes, proveedores, importadores, clientes, diseñadores, especificadores, empleadores, trabajadores y las autoridades competentes (todos ellos desempeñan un importante papel para mantener la seguridad en todo el proceso de uso de las lanas aislantes, desde la fabricación hasta la eliminación de los residuos).

El nuevo código contiene disposiciones detalladas sobre las medidas generales de prevención y protección que podrían ser útiles para la elección del aislamiento, la información sobre el producto, las etiquetas y hojas de datos sobre seguridad de los materiales, empaquetado, transporte y almacenamiento, ingeniería y control técnico, equipos sanitarios y de protección personal, incluidos trajes de protección, mantenimiento y limpieza, así como gestión y eliminación de los residuos. También contiene disposiciones sobre medidas específicas de protección y promoción destinadas a las aplicaciones especiales de estas lanas aislantes, como el aislamiento por galvanización, aislamiento por soplado en áticos, aislamiento por pulverización, aislamiento por relleno de cavidades, aislamiento por caldera, horno y tubería, aislamiento por silenciador, aislamiento por cámara, aislamiento incurado, placas de lana aislante para techos, así como trabajos de remoción y mantenimiento.

También contiene disposiciones concernientes a la información, la educación, la formación y el peritaje y establece principios para llevar a cabo la vigilancia del entorno de trabajo, así como la salud de los trabajadores.

Aunque se ha elaborado específicamente un código para las lanas aislantes, muchas de sus disposiciones constituyen buenas prácticas en lo que respecta a los riesgos profesionales para la salud en general, y podrían aplicarse a estas y otras clases de minerales y fibras sintéticas y otros materiales de construcción que potencialmente son más peligrosos.

Este código de buena práctica, junto con los dos anteriores códigos de la OIT sobre la exposición profesional a las sustancias transportadas por el aire (adoptado en 1980) y sobre el uso del amianto (1984), contiene comparaciones de buenas prácticas internacionales a fin de establecer normas nacionales sobre la exposición profesional a los materiales a base de fibras.

Fuente: OIT/Trabajo

* * * * *

(1) Simonato, Fletcher y Cherrie 1987; Boffeta y otros 1992.

(2) Los códigos de buena práctica tienen como objetivo principal constituir la base para adoptar medidas de prevención y protección, y se consideran normas técnicas en salud y seguridad en el trabajo. Están concebidos para ayudar a los gobiernos, organizaciones de trabajadores y de empleadores y otros interesados a diseñar y establecer prácticas laborales seguras que contribuyan a un entorno de salud y seguridad para todos.