La cuestión del desarrollo en la ronda de Doha: el trato especial y diferenciado

Revista Española de Derecho InternacionalNbr. LVIII-2, July 2006Notas

Linked as:

Summary


I. Consideraciones preliminares.-II. El trato especial y diferenciado en la OMC: Una herramienta de ajuste al sistema.-III. La regulación del trato especial y diferenciado en la OMC: 1. Los destinatarios. 2. La heterogeneidad de las disposiciones.-IV. El trato especial y diferenciado en la Ronda de Doha: 1. Los elementos fundamentales del debate: a) El fortalecimiento de las disposiciones sobre trato especial y diferenciado y el mandato de Doha. b) El establecimiento de un mecanismo de seguimiento. c) La definición y clasificación de los beneficiarios y la graduación del trato especial y diferenciado. 2. Las propuestas sobre los acuerdos específicos: a) Hacia la obligatoriedad de las disposiciones sobre trato especial y diferenciado. b) El reforzamiento de la asistencia técnica. c) La prórroga de los períodos de transición. d) Las peculiaridades de los PMA. 3. El progreso de las negociaciones sobre los acuerdos específicos.-V. Reflexiones finales.

See the full content of this document

Extract


La cuestión del desarrollo en la ronda de Doha: el trato especial y diferenciado

I. Consideraciones preliminares.

Dentro del complejo aparato jurídico del sistema multilateral de comercio se encuentra un conjunto de normas, dotado de cierta coherencia, que pretende atender a las dificultades económicas a las que deben enfrentarse los países en desarrollo (PVD). Es el trato desigual, que a lo largo de la historia del sistema ha conocido dos tipos de denominaciones: trato diferenciado y más favorable y trato especial y diferenciado1.

El objetivo de este trabajo consiste en abordar la regulación de la segunda de las denominaciones, esto es, del trato especial y diferenciado, que es la que se consolida tras la Ronda Uruguay y, por ello, es la utilizada en la Organización Mundial del Comercio (OMC) 2.

El trato especial y diferenciado ha sido objeto de numerosas críticas por los Estados destinatarios de estas normas, esto es, por los PVD y por los países menos avanzados (PMA) 3, lo que se ha reflejado en la actual Ronda de negociaciones comerciales multilaterales iniciada en Doha -Qatar- en septiembre de 2001 4.

Así pues, el objeto de este artículo es analizar la regulación de este tipo de normas en la OMC, realizar un balance sobre la misma e intentar dar las claves de su posible evolución a la luz de los debates que se han desarrollado en las Sesiones Extraordinarias del Comité de Comercio y Desarrollo.

Para responder a este objetivo este trabajo se estructura de la siguiente manera: en primer lugar es preciso conocer qué es el trato especial y diferenciado, qué objetivos tiene, y cómo se formula en los acuerdos OMC, para a continuación, analizar cómo se han desarrollado las negociaciones hasta la suspensión de julio de 2006 5.

II. El trato especial y diferenciado en la OMC: Una herramienta de ajuste al sistema.

A pesar de que el mismo preámbulo del Acuerdo de Marrakech considere que el desarrollo de los PVD es uno de los objetivos fundamentales de la organización, y en casi todos los instrumentos jurídicos de la Ronda Uruguay se alude al trato especial y diferenciado, no es menos cierto que el desarrollo se considera un objetivo secundario, en la medida en que se conseguiría a través de la realización de un objetivo principal: la inserción de los PVD en el sistema normativo de la OMC 6.

De esta manera, estamos ante un cambio en el objetivo del trato desigual. Con anterioridad a la Ronda Uruguay, el trato previsto para los PVD se denominaba, tal y como se refleja en la Decisión de 28 de noviembre de 1979, más conocida como la cláusula de habilitación, trato diferenciado y más favorable.

Este tipo de tratamiento se concreta en el otorgamiento de derechos específicos destinados a proteger los mercados de los países en desarrollo y en favorecer el acceso a los mercados de las demás partes contratantes. Así pues, tiene dos vertientes:

- Vertiente ad intra: se reconoce a los países en desarrollo la posibilidad de establecer restricciones por motivos de balanza de pagos que afecten a su industria y se permite un manejo más flexible de sus aranceles (artículos XVIII y XVIII bis del Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT en sus siglas en inglés) de 1947).

- Vertiente ad extra: se establecen preferencias comerciales no recíprocas para acceder con más facilidad a los mercados de otros Estados, a través del establecimiento del sistema de preferencias generalizado y de las preferencias Sur-Sur.

Estas medidas, como señala Tórtora, se configuran como un instrumento de desarrollo «porque [otorgan] flexibilidad en el uso de aranceles y cuotas en caso de crisis de balanza de pagos que afectan a la industria nacional [...] y porque [ayudan] a las exportaciones de los países en desarrollo a compensar sus dificultades en el acceso a los mercados internacionales» 7.

Sin embargo, la consolidación de la terminología del trato especial y diferenciado tras la Ronda Uruguay supone una ruptura con la anterior, de forma que lejos de contemplar una protección específica a los países en desarrollo, se limita a regular la incorporación de los PVD al sistema jurídico de la OMC a través del cumplimiento gradual de las obligaciones de él dimanantes.

De este modo, el trato especial y diferenciado se configura como una herramienta de ajuste al sistema jurídico de la OMC que pretende ser útil a los PVD para adecuar sus legislaciones internas a las ex...

See the full content of this document


ver las páginas en versión mobile | web

ver las páginas en versión mobile | web

© Copyright 2014, vLex. All Rights Reserved.

Contents in vLex International Law

Explore vLex

For Professionals

For Partners

Company